http://serviciosintegralesdeingenieria.es/wp-content/themes/mybusiness/status/noticias/masnoticias

Obtener agua potable a partir de la niebla

octubre 15, 2013

En algunas de las regiones más secas de la Tierra, en las cuales casi nunca llueve, unos pocos vegetales e insectos especializados obtienen el agua necesaria para la vida de un modo inusual: La extraen del propio aire, concretamente de niebla procedente del agua cálida de un mar cercano.

La obtención, por medios artificiales, de agua a partir de la niebla, en lugares donde es difícil obtenerla por otros medios, no es una idea nueva: Ya existen sistemas para recolectar esta agua atmosférica en por lo menos 17 naciones. Pero una nueva investigación realizada por especialistas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos, trabajando en colaboración con investigadores de la Pontificia Universidad Católica en Santiago de Chile, muestra que la eficacia de los sistemas de esa clase en condiciones de niebla moderada, menos favorables que las de niebla espesa, puede mejorarse en un 500 por ciento como mínimo, volviéndolos mucho más factibles y prácticos que las versiones existentes, de tal modo que puedan abastecer de agua potable en cantidades significativas a la gente de regiones donde hay pocas alternativas.

Los sistemas recolectores de niebla por lo general consisten en una malla vertical, una especie de red de pista de tenis, sobredimensionada. La clave para recolectar de manera eficiente las diminutas gotas de agua condensadas en el aire en forma de niebla radica en tres parámetros básicos, tal como han comprobado los autores del nuevo estudio: el tamaño de los filamentos en esas redes, el tamaño de los huecos entre esos filamentos, y el tipo de capa o pintura aplicada a los filamentos.

Resulta que la mayoría de los sistemas existentes están muy lejos de lo óptimo. Hechos de un tipo de plástico barato y fácil de conseguir, estos sistemas tienden a tener los filamentos y agujeros demasiado grandes. Como resultado, sólo pueden extraer aproximadamente un 2 por ciento del agua disponible en condiciones de niebla moderada. La nueva investigación muestra que una malla más fina podría extraer el 10 por ciento o más. El equipo de Kyoo-Chul Park, Shreerang Chhatre, Siddarth Srinivasan, Robert Cohen y Gareth McKinley también ha determinado que si se colocan múltiples redes desplegadas una detrás de otra podría extraerse aún más agua de la niebla moderada.

Los investigadores encontraron que controlar el tamaño y la estructura de la malla, así como la composición física y química de la capa protectora, es esencial para aumentar la eficiencia en la recolección de agua de la niebla. Cálculos detallados y ensayos de laboratorio indican que la mejor configuración se obtiene con una malla hecha de filamentos de acero inoxidable de aproximadamente entre tres y cuatro veces el espesor de un cabello humano, y con una separación entre fibras que es de aproximadamente el doble.

Los sistemas actuales desplegados en las montañas costeras al borde del Desierto de Atacama tienden a proporcionar unos pocos litros de agua potable por día por cada metro cuadrado de malla. Los cálculos teóricos muestran que los sistemas con el nuevo diseño, funcionando expuestos a los fuertes vientos y densas nieblas que se forman a lo largo de la costa chilena en ciertos momentos del año, podrían suministrar hasta 12 litros por día y metro cuadrado, o incluso más.

Los investigadores chilenos han estimado que si tan solo el 4 por ciento del agua contenida en la niebla pudiera capturarse, eso sería suficiente para satisfacer la demanda hídrica de las cuatro regiones norteñas de esta nación, incluyendo al Desierto de Atacama. Y con el sistema diseñado por el MIT, se podría capturar hasta el 10 por ciento del agua de la niebla.

 

Fuente: Noticiasdelaciencia.com

 

Copyright © SII 2017                Diseñado por Fama Publicidad

Bienvenidos a Sii Bienvenidos a Sii
×